“Las observaciones y vivencias del solitario taciturno son al mismo tiempo más confusas y más intensas que los de la gente sociable; sus pensamientos son más graves, más extraños y nunca exentos de cierto halo de tristeza. Ciertas imágenes e impresiones de las que sería fácil desprenderse con una mirada, una sonrisa o un intercambio de opiniones le preocupan más de lo debido, adquieren profundidad e importancia en su silencio y devienen vivencia, aventura, sentimiento. La soledad engendra lo original, lo audaz e inquietantemente bello: el poema. Pero también engendra lo erróneo, desproporcionado, absurdo e ilícito”.

—La muerte en Venecia, Thomas Mann.

miércoles, 30 de julio de 2014

Los soñadores profesionales



Perder un sueño solo es un drama
si se es monoimaginativo.

Si se es límitenano.
Si se es castrautomático.

Si solo se fue capaz de tener
Uno.

Nosotros, los soñadores profesionales,
olvidamos rápido 

Los sueños mortaja.
Los sueños pulguilla.

Las cucarachas 
de sueños.

No nos hundimos, demolemos.
Barremos 

la ruina del polvo,
creamos.

Y del muerto siempre nos nace
un injerto

Mejor.

"If you want something, don't ask for nothing!
If you want nothing, don't ask for something!"

Unborn 8.0 Brown Pointer